Blogging tips

11 sept. 2009

Sweet baby girl set


¿Recuerdan la invitación en forma de pamper que hice anteriormente ?
Pues ahora les traigo otra versión , esta vez para una bebé,
que simplemente me ha encantado.
En las fotos no se percibe en su totalidad lo hermosa y tierna que es!!!
.

En el tag que va en la parte de adentro se pone el texto con los datos del baby shower.
.

.
En esta ocasión le hice su souvenir a juego y como siempre les digo, 

en las cajitas se pueden poner infinidad de cosas, 
dependiendo de la ocasión, de su forma o tamaño, y es desición personal esta parte.
.

A propósito de que una tierna mariposa es el detalle principal de este set (y de que me encantan) comparto con ustedes este texto que casualmente acabo de encontrar entre mis cosas:
.
Un día, una pequeña abertura apareció en un capullo; un hombre se sentó y observó por varias horas como la mariposa se esforzaba para que su cuerpo pasase a través de aquel pequeño agujero. Al cabo de un tiempo, pareció que ella ya no lograba ningún progreso. Que había ido lo más lejos que podía en su intento y que no podría avanzar más.

Entonces el hombre decidió ayudar a la mariposa: tomó una tijera y cortó el resto del capullo. Así, la Mariposa salió fácilmente.

Pero su cuerpo estaba atrofiado, era pequeño y tenía las alas aplastadas.

El hombre continuó observándola porque esperaba que, en cualquier momento, sus alas se abrirían, se agitarían y serían capaces de soportar el cuerpo, el que a su vez, iría tomando forma. ¡Nada ocurrió!

En realidad, la mariposa pasó el resto de su vida arrastrándose con un cuerpo deforme y alas atrofiadas. Ella nunca fue capaz de volar.

Lo que el hombre, en su gentileza y voluntad de ayudar, no comprendía, era que el capullo apretado y el esfuerzo necesario para que la mariposa pasara a través de la pequeña abertura, era el modo por el cual Dios hacía que el fluido del cuerpo de la mariposa llegara a las alas, de tal forma que ella estaría pronta para volar una vez que estuviera libre del capullo.

Algunas veces, el esfuerzo es justamente lo que precisamos en nuestra vida.

Si Dios nos permitiera pasar a través de nuestras vidas sin obstáculos, seríamos lisiados.
No tendríamos la fuerza que podríamos haber tenido, y nunca podríamos volar.

Pedí fuerzas... y Dios me dio dificultades para hacerme fuerte.

Pedí sabiduría... y Dios me dio problemas para resolver.

Pedí prosperidad... y Dios me dio un cerebro y músculos para trabajar.

Pedí coraje... y Dios me dio obstáculos que superar.

Pedí amor... y Dios me dio personas para ayudar.

Pedí favores... y Dios me dio oportunidades.

"No recibí nada de lo que pedí... pero recibí todo lo que necesitaba".
.
Espero les guste esta gran lección.
Hasta la próxima!
Karina

2 comentarios:

Odette dijo...

Me gustó mucho esta reflexion ... es totalmente cierto todo lo que dice, pero lamentablemente a veces no nos damos cuenta de esas cosas, hasta que ya el camino "recorrido" este muy avanzado; y es entonces que vemos hacia aftras con mas claridad.

MATY dijo...

MUY IMPORTANTE Y CIERTA TU REFLEXION.
KARINA DIOS TE BENDIGA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...